¿se os ocurre algo mejor que una gran manta de lana gruesa hecha por ti mism@?

 

Todas las fotos excepto las del tutorial @ Pinterest.com

No sé si os pasará a vosotros pero yo desde que vi la primera manta de este tipo en Pinterest, me muero de ganas por tener una. Tan mullidas, tan calentitas que parecen…

 

 

Pero claro, para que te queden así de bonitas, hay que saber tejer, pero ya sabéis ¿por qué no intentarlo?

Dicen los que saben de esto que hacerlo con los brazos es rápido y fácil de aprender y que tiene la ventaja de que, no sólo no tienes que invertir en agujas, sino que el hecho de hacerlo con los brazos te facilita la concentración para seguir el punto. Vamos, que según puedes leer en cualquier tutorial, esto está chupado…

Yo no sé si me atrevería a decir tanto, pero lo que sí me atrevo es a recomendaros el vídeo-tutorial de Simply Maggie donde se explica paso a paso el proceso para hacer una manta de lana gigante DIY para los pies de la cama. Vais a ver que el vídeo está en inglés pero estoy segura de que con la traducción de lo principal que os vamos a dejar aquí y simplemente con verlo, os vais a animar porque la autora, no sólo se ha tomado su tiempo en explicarlo muy bien (el vídeo dura 24 minutos, pero se hace súper ameno, ¡prometido!), sino que además lo muestra perfectamente a cámara. No obstante, si la idea es sólo aprender los puntos, podéis encontrar un vídeo-tutorial, más corto pero en español, pinchando aquí.

 

Estas fotos y tutorial original @ Simple Maggie

Nosotr@s nos vamos a guiar por los pasos de Simple Maggie, que son los siguientes:

Paso 1: Hacer un nudo corredizo.

Paso 2: Montar los puntos.
*Hay que contarlos en la primera fila.

Paso 3: Tejer con el brazo.

Paso 4: Menguar.

Paso 5: Rematar los extremos.
*Este paso no es obligatorio, pero sí recomendable.
**Una vez rematado cortar también los nudos de los empalmes.

Durante el tutorial, además, Maggie insiste en dos consejos:

Cuanto más aprietes los nudos menos huecos quedarán en la manta, por lo que lo mejor es apretarlos todo lo que puedas, aunque eso sí, teniendo cuidado de que aún puedas moverlos por el brazo.

Es importante que a la hora de menguar no lo hagamos muy apretado, porque si no, se nos quedará la manta demasiado estrecha.
Si os atrevéis a hacer vuestra propia manta y la queréis hacer similar de tamaño a la del vídeo, debéis tener en cuenta que Maggie ha utilizado 18 puntos de inicio y ha tejido 32 filas, incluyendo la primera. Para hacerlo ha necesitado 11 ovillos de lana muy gruesa (Nº6). La medida final de su manta es de aproximadamente 150×90 centímetros.

 

¿Se tiene que estar a gustito ahí debajo, verdad?

¿Cómo lo veis? ¿Os animáis a tejer con las manos? ¿Sabéis hacerlo ya?

Contádnoslo, ya sabéis que nos encanta leeros 😉